martes, 28 de agosto de 2012

Nuevo blog. Abandono este.

http://adiccion-es.blogspot.com.es/

Romper esquemas.

Duele. Araña. Muerde. Golpea, una y otra vez. Hace daño al alma. Ataca al corazón. Remueve el pasado, entran en combate los recuerdos. Cada trago a esta botella como escudo. Cada cigarro como escondite. Cada sonrisa como camuflaje. Cada latido como una bomba. Cada palabra como un disparo. Cada mirada como humo. Cada roce como herida. Cada pensamiento como el alcohol que escuece. Cada lágrima como lluvia que sacia la sequía. Cada sonrisa tuya, como un tanque que entra en juego. Cada negación, como un ejército cada vez más pequeño. Pero cada frase de esperanza, es para mí, como una batalla ganada.

jueves, 2 de agosto de 2012

Y mira que hay tontos enamorados.

Ella era tímida. Sabía lo que quería y cómo conseguirlo. Sabía quererme. Poema XV de Neruda en sus ojos. Callaba en primavera y sonreía en las demás estaciones. Quería perder el tren. Quería perderse. Desconocida. Para todos menos para mí. Sabía todo de ella. Menos quererla. Miraba la Luna cuando yo miraba el Sol. Me daba la mano cuando yo quería besarla y me besaba cuando yo quería mirarla. Se tocaba el pelo cuando mentía, no para pedir un beso. Se mordía el labio para decir "te quiero". Apretaba la pasta de diente por el medio. Imperfecta. Parpadeaba levemente desincronizado. Me soltaba el humo en la cara. Corría tras de ella y reía. Me abrazaba y sabía qué susurrarme. Yo nunca sabía decir eso que supuestamente hay que decir en un momento preciso. No deshojaba margaritas, deshojaba tréboles de tres hojas empezando por el "sí". Siempre la quería y así fue. Yo ahora hago lo mismo empezando por el "me ha olvidado". Así será. Irónica. Ponía música a todas las cartas que le mandaba y las cantaba. Cuidaba mis heridas y descuidaba su vida. Bebíamos noche sí y noche también. Nos olvidábamos por la noche. Follábamos como extraños. Nos recordábamos cuando despertábamos al lado por el día. Nos perdíamos y nos ganábamos. No sabíamos nada y lo sabíamos todo. Estábamos locos, nos queríamos.

martes, 26 de junio de 2012

Hola distancia,

hoy me siento a tu lado para conversar contigo, no vengo a impresionarte, tampoco a criticarte, vengo a decirte quién eres, vengo a mostrarme satisfecha aún con tu presencia. Lo hago hoy porque nunca tuve el valor de hablarte, todos opinan tan mal de ti, que jamás quise acercarme, pero hubo alguien que creó algo en mi, algo que es tan fuerte que le da igual del tamaño que seas, algo que va creciendo día a día, algo con lo que me levanto todas las mañanas, algo con lo que sueño todas las noches, si, un sentimiento, un sentimiento sin igual, que me hace ver a que través de él todo queda más cerca, que me hace ver que eres corta siempre que él esté presente. Un sentimiento que une dos corazones, y tú, que separas dos cuerpos, he aquí mi mensaje, he de decirte que no eres nada, he de decirte que me impides un beso, una caricia, no un sentimiento.

viernes, 22 de junio de 2012

Perdón si no supe decir que lo eras todo para mi. Perdón por el dolor. Perdona cada lágrima, yo sé que no merezco más, pero si no te tengo aquí no sé vivir. No te vayas perdóname. Si no supe amarte amor, no era mío el corazón. Si no estás no sale el Sol. Ya no hay recuerdos del ayer, sólo las horas en tu piel amándote. Y ahora que te veo marchar, sé que no te voy a olvidar.
Escuché que encontraste una chica, que tus sueños se hicieron realidad. Supongo que ella te dio cosas que nunca te di. Odio aparecer de la nada sin ser invitada pero no podía estar alejada, no podía resistirlo. Esperaba que recordaras que para mi no ha terminado. No deseo más que lo mejor para ti. No me olvides, recuerdo que dijiste "A veces el amor dura, pero otras, en cambio, duele" Sabes que el tiempo vuela. Ayer fue el momento de nuestras vidas, nacimos y crecimos unidos por la sorpresa. Nada se compara, remordimientos ni errores son producto del recuerdo. ¿Quién hubiera sabido lo amargo que sería esto?

lunes, 28 de mayo de 2012

¿Y qué tal si quedamos esta noche?


Bien, antes de nada, deja que te explique como será nuestra cita: Me llevarás a tu restaurante preferido, comeremos mientras charlamos de nuestras solitarias vidas, a ti te entrará una repentina depresión y beberás, beberás y seguirás bebiendo. A la madrugada cerrarán el local y en tus condiciones me veré obligada a llevarte a casa, me ofrecerás entrada y también una copa. Yo beberé y me pondré a tu altura y en ese estado de locura haremos el amor. Me despertaré confusa y saldré a hurtadillas de la casa, tú me reprenderás y luego yo te soltaré un: ¡Tú no has sido más que un lío de noche!
¿A sí es cómo veo yo el amor? No, es deprimente. Necesito planificar de nuevo esta noche porque ese chico VALE LA PENA.