lunes, 6 de septiembre de 2010

Uno de los motores de la vida.. (De la "buena" vida.)

Porque necesito de la risa como del comer, bueno no, en realidad como del agua. El cuerpo puede aguantar mucho tiempo sin comida pero nuestro organismo no resiste cuando le falta el agua. Algo así me pasa a mí.
Me río por todo. Y no me importa. Lo prefiero así.
Hago bromas, me río de mi misma, de mil cosas...
Pero sonrío y mucho. Y también me río a carcajadas. Consigo que la gente a mi alrededor se ría (y no es que vaya de subida, es que es así. Puede que hasta sea un poquito egoísta; porque viéndolos reír a ellos, también me río yo), me gusta el sonido de una buena carcajada...
¿Qué puedo decir? Me encantan las sonrisas, y más aún, los ojos que sonríen.
Quizá no sea la persona con más motivos para reírme, pero lo hago...
Siempre he sido un poco llorica, y seguro que me quedan muchas lágrimas aún... hasta entonces...que me quiten lo reído...
:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario