lunes, 6 de septiembre de 2010

VEN

VEN
Ven. Entra despacito. No lo dudes, sin miedo, estoy aquí. Cierra los ojos. Ahora ábrelos. Mírame. Dibuja esa sonrisa que me gusta tanto. Sí, esa que te ilumina la cara. Esa que te hace ser el chico más guapo del planeta. ¿Sabes que te quiero?
Ven. Es un placer que te sientes a mi lado. Que rocen nuestros cuerpos, cálidos. Que me cojas la mano. Que juguemos con los dedos. Adoro sentirme tan cerca de ti. Parece como si nuestros corazones latiesen al mismo tiempo. En la misma melodía de amor. ¿Los oyes?
Ven. Entrelaza tus piernas con las mías. Átame a ti. Cierra el candado que une nuestros cuerpos. No te separes nunca de mí. Eres todo, lo que siembre quise. Eres la única verdad. La canción de mi vida. Las palabras del poeta en primavera. ¿Te puedo besar?
Ven. Permite que pruebe tus labios. Que averigüe a que sabe tu boca. Cierra otra vez los ojos. Déjate llevar. Lento. Muy lento. Poco a poco. Deslizándonos uno dentro de la ropa del otro. Suspiras. Escribe tus deseos en mi piel. Me vuelvo loca. ¿Esto es el infinito?
Te vas. Lo comprendo. Tu tren. No, no son lágrimas. Es la lluvia la que baña mi mejilla. La pena va por dentro. No dejaré que mi dolor te hable. No tienes que saber que me muero cuando no estás. Soñaré contigo una vez más. Te espero en mi próximo sueño. ¿Cuándo volverás?
Te quiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario