lunes, 6 de septiembre de 2010

Y al recordar que no te veo, me derrumbo.

Pensar que puedo hacer simulo de verte, tocarte, sentirte, hace que lo demás no sea importante por muy importante que ya sea, que lo importante al fin y al cabo es que estes tú, y lo demás, aunque importe, no importa tanto como tu presencia en todos los dias de mi vida.
No sé si me descentra más tu ausencia o tu presencia, porque si no estás, pienso en ti, y si estás, tambien pienso. Tengo examenes, tengo que estudiar, y tú no estás presente en mi cabeza estos dias, y me gustaría que lo estuvieses, porque al final y al cabo, te quiero, te necesito, te extraño. Ese sentimeinto de incapacidad por tu falta hace sentirme débil, idiota, retrasado, como inválido, como si me faltase una pierna o algo, nosé. Puedo pensar que algunas veces, tu llegada a mi fue una bendicion o una gracia, porque depender de alguien es sinceramente estúpido. Yo que pensaba que el amor era algo que se imaginaba, es decir, que no era tan importante como para hacer falta o ncesitar a alguien como tu crees.
No me vale poder hablar contigo 5 minutos cada dos dias, solo me vales tú en persona. Porque te quiero y se lo siento por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario