viernes, 8 de octubre de 2010

¡UN VERDADERO ASCO!

Cuando nacemos, lo primero que hacemos es llorar. Si no lloramos es que algo no marcha bien.
A los tres años- y si aún no hemos ido a una guardería- nuestros padres están obligados a meternos a estudiar a un colegio.
Pasamos más tiempo en nuestra infancia con nuestros compañeros y profesores que con nuestros propios padres.
Vamos creciendo, y queremos crecer aún más rápido. Madurar. Ser como las personas a las que admiramos, ya sean nuestros padres, profesores u amigos de ambos. Queremos ser todo, menos niños pequeños.Queremos que nos tomen en serio.
Pero lo que no sabemos, es que al crecer dejaremos las estupidas preocupaciones que teníamos a los nueve años.Dejaremos de preocuparnos por si el chico guapo de la clase se fija más en la nueva que en nosotras. Y empezaremos a preocuparnos por lo que de verdad importa. Que, al fin y al cabo, terminan siendo estupideces.
No digo que sea muy madura, ni que lo sepa todo, ni tampoco que se pueda tomar ejemplo de mi.Porque la primera que comete y seguirá cometiendo fallos soy yo. La primera inmadura, también soy yo.
Pero hoy.Hoy me siento una basura. Hoy ha sido un día HORRIBLE.
Hoy pienso que Dios me odia. Que el mundo me odia.  Que soy un mono de feria que Buda, Alá, Dios, Bob Esponja o quién sabe ha  creado para divertirse en días que aparentan empezar como otro cualquiera.
Pero hoy  me he levantado feliz. Animada y contenta porque creía que sería un día increible. Un viernes alucinante. 
Y al final voy a suspender un examen que llevaba dos semanas preparándome;mi profesora de F y Q me odia porque .simplemente, digo lo que pienso; mi familia pasa de mi culo; mi mejor amiga no está y tengo problemas de bipolaridad.

Ahora, propongo un juego ;) :
Juguemos a ver quién está más jodido.Ganaré.Siempre gano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario