jueves, 25 de noviembre de 2010

Por una vez en la vida voy a pensar que nunca te conocí, que nunca bese tus labios y las veces que te sentí estremecer debajo de mi piel. Voy a olvidar tus sonrisas traviesas, tus manos calidas y tus ojos claros que me hacían sonrojar con un guiño, uno de esos guiños tan arrebatador. Todas esa cosas tan encantadoras que me llevaron a la perdición. Esas cosas que voy a olvidar para aprender a vivir mejor.

1 comentario: