domingo, 3 de julio de 2011

Hazlo.

Persigue tú sueño como si no hubiera mañana. Si de verdad lo quieres, sal, búscalo, encuéntralo, cúmplelo. Haz que millones de personas te envidien por ello. No le hagas caso a quien te niegue que puedes cumplirlo. Inténtalo. No te la juegues. Cállale la boca a quien más te negó. Recuerda que quien te hace daño, te convierte en más fuerte. Por esa regla de 3 yo debo ser un roble. Construye. Construye tú sueño, ese que solo y únicamente tú podrás destruir si lo deseas. Que nadie calle tú verdad, pues de hacerlo, te engañarías a ti mismo. Es así. Quien te diga que no puedes hacerlo, es porque no ha cumplido el suyo. No les des ese gusto, pues aquellos que te desean lo peor, tendrán que soportar, que siempre te ocurra LO MEJOR.

1 comentario: