miércoles, 6 de julio de 2011

Y por fín me he dado cuenta.

Que si. Que vivo en un mundo donde todo me parece de color rosa. Pero NO puedo evitarlo.
Que en cuanto un chico me dice algo bonito, me ilusiono y creo que me gusta. Y luego me doy cuenta de que no. Que al final es un pelele como otro calquiera, o que le quiero como amigo, pero YA.
Que por muy mal que una persona se porte conmigo, no soy capaz de disfrutar con el dolor ajeno. Y que si necesita ayuda, no voy a dudar en ofrecérsela.
Que me dan miedo cosas estúpidas, como la oscuridad, que me aterra.
Que soy feliz cuando veo reir a un niño o que cuando alguien llora no puedo evitar hacerlo yo también.
Que me encantan los abrazos, y que por mucho daño que me haya hecho alguien no soy capaz de guardarle rencor.
Que me disculpo por tonterias y que muchísimas veces de buena, soy gilipollas.
Que sufro por evitar que lo haga otra persona, y que no me importa si tengo que privarme de caprichos para dárselos a otros.
Que me cuesta muuuuuucho enfadarme, pero es preferible que no me enfade si pretendes mantenerte vivo.
Que me hago la fuerte, pero luego soy tan débil que me duele todo.
Que me han pasado cosas que me han hecho madurar más rápido de lo que me hubiese gustado, pero que me han servido para crecer.
Que soy torpe, perfeccionista y si, lo planifico todo.
Pero no puedo evitarlo. No puedo evitar pensar en qué pasará si hago esto o lo otro, no puedo evitar pensar que si soy egoísta, alguién saldrá mal parado.  Y no puedo hacerlo.
A veces es bueno. Eso dicen. A veces es bueno ser malo. Incluso ser una mala persona. Ser egoísta y pensar en uno mismo y en nuestros propios beneficios.
Pero no sé.
Bueno, si sé. Se que si soy egoísta y pienso más en mí, seré mucho más feliz en algunas ocasiones. Pero también sé que si lo hago, me sentiré mal por haberlo hecho.
Así que si. Pienso que todo el mundo es bueno y que se puede confiar en la gente.
Pero las cosas también me duelen. Muchas veces no lloro. Pero no lo  hago porque no quiero sentirme débil; no quiero que los demás piensen que pueden conmigo; o simplemente por vergüenza.
Y digo que no me importa lo que piense la gente. Peor me he dado cuenta de que sí. De que me importa. Y que me importa mucho.

Que siiiii. Que vivo en el mundo de Jupy.
Y que aunque a veces lo pase mal.
Me ENCANTA verlo todo de color rosa ;)

1 comentario:

  1. Haces bien, aunque a veces bajar desde donde estés puede causarte mucho dolor. Más vale tener los pies en la tierra,aunque tengas la cabeza en otro lugar :)

    ResponderEliminar