jueves, 8 de diciembre de 2011

¿Y qué tiene de malo quererte? Aunque para mí en cierto modo estés prohibido no significa que no pueda hacerlo en silencio, ya que la única perjudicada de este ridículo drama sería mi insignificante yo. Siempre tuve la intención de decírtelo, pero por unas circunstancias o por otras me dejé llevar por el tiempo, quién sabe si sería un enamoramiento de adolescente de esos que duran cuestión de días. No acostumbro a ser caprichosa ni mucho menos a enfurruñarme por no conseguir un sentimiento que no está en mis manos. Es penoso amar así, sintiendo que ese ser perfecto nunca estuvo ni estará hecho para ti, que te sientes vacía y menospreciada . Pero al menos tengo alguien a quien dedicarle cada uno de mis suspiros y eso a veces, por mucho que cueste creerlo resulta gratificante.

2 comentarios:

  1. Te entiendo, me pasa algo parecido. Conozco esa sensación, y la de que cuando lo das por perdido y te propones pasar página el vuelve con su sonrisa y sus ojitos y se va todo a la mierda, no es ridículo, es la vida, pequeña, que no es nada fácil :/
    un besito guapa, y mucho ánimo:) pásate~~
    http://cbride.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. me gustaaa mucho tu blog! te sigo :)
    pasate por el mio cuando quieras
    http://flirtylook.blogspot.com
    un besito ^^

    ResponderEliminar